Las mitocondrias producen el 90% de la energía que necesitamos a partir del aire que respiramos y de los alimentos que ingerimos. Esta energía, conocida como ATP, es la que nos mantiene vivos.

Nuestra calidad de vida puede verse alterada por un inadecuado funcionamiento mitocondrial, el cual
podría estar relacionado con la disfunción de diversos órganos del cuerpo, siendo un acelerador del
proceso del envejecimiento y de los procesos crónicos asociados

Es de suma importancia que la mitocondria
tenga todos sus micronutrientes para funcionar y
generar la energía que las células necesitan.

¿Qué son las
mitocondrias?

Mitocondria

¿Qué son las
mitocondrias?

¿Qué son las
mitocondrias?

Las mitocondrias son orgánulos que forman parte de nuestras células. Tienen como función principal producir la energía (ATP) diaria para nuestro organismo mediante la respiración celular.

Las mitocondrias son orgánulos dinámicos, pueden moverse entre células, dividirse o reducirse según el estado de nuestro cuerpo. Actúan como sensores del medio celular y, ante cualquier cambio que afecte al funcionamiento de los tejidos y órganos, la mitocondria intentará responder adecuadamente de la forma más rápida. A mayor dinamismo más vitalidad y bienestar.

La energía que producen las mitocondrias, en forma de ATP (adenosín trifosfato), se destina a los órganos y los tejidos para que funcionen, se mantengan y se reparen correctamente. También se destina para la transformación de las grasas, carbohidratos, proteínas… a otros compuestos necesarios para el organismo.  

De esta forma, nuestro cuerpo puede realizar las acciones diarias como moverse, pensar, respirar, ejercitarse, leer, defenderse de agresiones externas…  

La energía mitocondrial nos mantiene saludables, aleja las enfermedades y propicia que las células del organismo se mantengan jóvenes. Por ello, se considera que la salud de las mitocondrias es fundamental para una larga vida de calidad. 

El envejecimiento acelerado o no saludable está relacionado con varios aspectos como estilos de vida inadecuados, estrés, sobrenutrición, obesidad, exposición a tóxicos, cambios en los ritmos circadianos… lo que conlleva a una alteración en la mitocondria y a una menor producción de ATP. 

Para un estado óptimo de salud y un futuro envejecimiento saludable, el aspecto clave es optimizar la salud de las mitocondrias. A la vez que generan energía, también generan de forma natural productos de deshecho como radicales libres (moléculas altamente reactivas que pueden dañar células, membranas, lípidos, proteínas y ADN). Con la edad, revertir este daño oxidativo es más lento y difícil.  

 

EL MARCADOR CLAVE DE LA JUVENTUD ES EL ESTADO DE NUESTRAS MITOCONDRIAS
 

Un inadecuado funcionamiento mitocondrial puede alterar nuestra calidad de vida, acelerar el proceso fisiológico del envejecimiento y de los procesos crónicos relacionados.  

Las mitocondrias son las centrales energéticas de nuestras células, pero sin el aporte de los conjuntos micronutricionales óptimos que contribuyan a la síntesis de ATP y NAD+, no pueden ejercer su función. Además, en situaciones estresantes sostenidas, convalecencias, temporadas de alta demanda energética… las mitocondrias pueden comenzar a no funcionar de forma óptima o tener estados disfuncionales. 

El NAD+ o Nicotinamida Adenina Dinucleótido, es la coenzima de la vitamina B3 presente en más de 500 reacciones bioquímicas incluyendo la síntesis de ATP, el cuidado de nuestro material genético y la reparación del ADN. Sin niveles adecuados de NAD+ las reacciones mitocondriales encargadas de mantener la célula vital se enlentecen, acumulando estructuras deterioradas que entorpecen su funcionamiento. Igual que pasa con otras moléculas sintetizadas por el cuerpo, el NAD+ está en constante formación y destrucción. Con la edad, el equilibrio entre la síntesis y la degradación se altera, ya que la velocidad de generar NAD+ disminuye y aumentan las enzimas y las vías de consumo de NAD+.

¿Qué es
Mitochondria ActiveLCN
y cuál es su función?

Mitochondria-product

Conjunto de micronutrientes que favorece una completa activación energética y función celular

Mitochondria Active  es un complemento alimenticio que favorece la función energética normal porque contiene la combinación propia NAD+ Precursor Blend LCN, compuesta por L-triptófano y tres vitámeros de la vitamina B3 (niacina1): nicotinamida ribósido, nicotinamida y ácido nicotínico, los cuales contribuyen al metabolismo energético normal y a disminuir el cansancio y la fatiga. NAD+ Precursor Blend LCN se acompaña de un amplio conjunto micronutricional (glicina, creatina, acetil L-carnitina, taurina, N-acetilcisteína, vitamina C2, magnesio3, ácido R-lipoico, coenzima Q10, pantotenato de calcio4 ,pirroloquinolina quinona, riboflavina 5’fosfato5, tiamina6, piridoxal 5’fosfato7, L-metilfolato8 , biotina9, metilcobalamina y dibencozida10, selenio11), con la finalidad de contribuir y ayudar a:
  • El funcionamiento normal de los músculos3 y la síntesis proteica normal3.
  • El funcionamiento normal del sistema nervioso1,2,4,5,6,8,9,10.
  • La función psicológica normal1,2,4,6,7,8,9,10, el rendimiento intelectual normal4 y la síntesis y el metabolismo normal de algunos neurotransmisores como la serotonina o la dopamina4.
  • El funcionamiento normal del corazón6.
  • El funcionamiento normal del sistema inmunitario 2,7,8,10,11.
  • El mantenimiento de la visión en condiciones normales5.
  • La formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los huesos y cartílagos2, y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales3.
  • El metabolismo normal de la homocisteína7,8,10.
  • La síntesis y el metabolismo normal de las hormonas esteroideas y la vitamina D4.
  • La regulación de la actividad hormonal7 y la función tiroidea11.
  • La protección de las células frente al daño oxidativo 2,5,11.
  • El proceso de división celular necesario para el mantenimiento de los tejidos y órganos3,8.

 

Mitochondria Active aporta micronutrientes específicos para nutrir a la mitocondria:

Creatina: implicada en la vía energética del ATP. 

Taurina: aminoácido no proteico imprescindible en múltiples funciones. Facilita la entrada del magnesio al interior celular.

Acetil L-carnitina: forma acetilada para mayor biodisponibilidad de la L-carnitina.

Ácido R lipoico: isómero 100% R, el bioidéntico con el organismo. 

PQQ: molécula implicada en los procesos mitocondriales vitales.

Coenzima Q10: en complejo con gamma-ciclodextrina, que mejora su solubilidad en agua e incrementa la biodisponibilidad del micronutriente 18 veces más. 

Glicina junto N-acetilcisteína: aminoácidos limitantes para la síntesis de glutation. 

Mitochondria ActiveLCN

Mitochondria Active contiene un amplio conjunto micronutricional compuesto por:

Triptófano, nicotinamida, ácido nicotínico y nicotinamida ribósido. Se trata de la combinación óptima de los diferentes precursores que favorecen la síntesis de NAD+.

Glicina, N-acetilcisteína y creatina.
Los aminoácidos son las estructuras básicas para la formación de péptidos y proteínas. Éstas son necesarias para la formación de músculos, neurotransmisores, enzimas…

Taurina, coenzima Q10, ácido R-lipoico, acetil L-carnitina y PQQ.

Los factores vitamínicos son compuestos nutricionales que presentan propiedades similares a las de las vitaminas, aunque no satisfacen los criterios para ser considerados como tales. Entre estas moléculas se encuentran micronutrientes que se producen por síntesis endógena, pero que pueden ser insuficientes en ciertas etapas de la vida o condiciones patológicas o farmacológicas.

Vitamina C, tiamina, riboflavina 5’fosfato, pantotenato de calcio, piridoxal 5’fosfato, folatos, metilcobalamina, dibencozida, biotina , magnesio y selenio.

Son sustancias de origen vitamínico o mineral que complementan la acción de una enzima. Aunque tienen pocas similitudes químicas, comparten muchas semejanzas en las funciones metabólicas, en el control de la oxidación y de la expresión génica.

Más información sobre Mitochondria ActiveLCN

Más información sobre Mitochondria

ActiveLCN

  • Ingredientes
  • Composición
  • Modo de empleo
  • Advertencias
  • Consejos

STICK: glicina; bisglicinato de magnesio; creatina monohidrato; aroma natural de limón; taurina; corrector de la acidez: ácido cítrico; ascorbato de calcio; coenzima Q10 (complejo ubiquinona con gamma-ciclodextrina); L-triptófano; nicotinamida ribósido; antiaglomerante: dióxido de silicio; nicotinamida; pantotenato de calcio; riboflavina 5’fosfato; ácido nicotínico; piridoxal 5’fosfato; tiamina clorhidrato; levadura enriquecida con selenio; L-metilfolato cálcico; D-biotina; 5’-desoxiadenosilcobalamina (dibencozida); metilcobalamina.
CÁPSULA: N-acetil L-carnitina; N-acetilcisteína; cápsula vegetal: hipromelosa, concentrado de zanahoria morada; ácido alfa R-lipoico; agente de carga: celulosa microcristalina; antiaglomerantes: dióxido de silicio y estearato de magnesio; pirroloquinolina quinona.